Nangten Menlang - Buddhist Medical Center

Día Internacional de Gang Gyok - ¡Corre por el Futuro del Mundo!

El sábado, 27 de junio de 2015, Tulku Lobsang Rimpoché irá a la cabeza de 500 corredores por las calles de Dharamsala, India, en una demostración de su técnica tibetana de correr GANG GYOK. Personas de todo el mundo se unirán a este auspicioso evento haciendo con su propio Gang Gyok un acontecimiento mundial.

Únete a Rimpoché y a miles de personas de todo el mundo en difundir Salud y Felicidad. ¡Es muy fácil! ¡Solo haz tu propia carrera Gang Gyok el sábado 27 de junio de 2015! ¡Corred o caminad por vuestras ciudades, vuestros parques, o por el centro de vuestra ciudad!

¡Correremos en unidad para generar mejor salud y felicidad!
¡Correremos en unidad para crear un futuro mejor para el mundo!

 

Cómo hacer el Gang Gyok:

Esta técnica tibetana especial se puede realizar andando o corriendo.

  1. Pon las manos en el puño vajra (los dedos corazón y anular doblados, el pulgar apretando las uñas de estos, y el meñique y el índice extendidos como cuernos de toro).
  2. Dobla un poco los brazos. Mantenlos sueltos y un poco alejados del cuerpo.
    Inclina tu columna vertebral un poco hacia adelante —mantenla suelta y no completamente recta.
  3. Técnica de respiración especial:
    - Haz una inspiración por la boca haciendo un sonido susurrante.
    - Empuja suavemente el aire por el cuerpo hacia abajo hasta cuatro dedos por debajo del ombligo y RETENLO AHÍ.  (Imagina que empujas el aire un 70% hacia abajo, mientras haces subir simultáneamente la base de tu pelvis un 30%).
  4. Empieza a correr ( o a caminar):
    - Mientras retienes esa respiración, corre o camina 21 pasos empleando toda tu energía. Emplea todos tus músculos.
    - Luego espira, desacelera y relaja los músculos y el cuerpo.
  5. Continúa corriendo (o caminando):
    - Corre o camina a tu propio ritmo.
    - Mantén siempre un 10% de tu respiración por debajo de tu ombligo (o no espires al 100%). Sigue respirando por la nariz, lenta y regularmente.
    - Reserva siempre una parte de tu energía.
    - Mira hacia adelante, hacia el horizonte. No enfoques los ojos en ningún objeto.
    - Concéntrate en el punto a cuatro dedos por debajo de tu ombligo.
    - Tu mente no debería pensar en nada.

Después de la práctica:

Haz una meditación breve y sencilla para enfocar la mente. Por ejemplo, una meditación con la mente concentrada en un solo punto y enfocada en un solo objeto, como una roca o una hoja.